Sociedad informatizada y estrés: cuatro maneras de evitarlo.

Publicado: lamenteesmaravillosa.com

sociedad-informatizada-y-estrés
En determinadas ocasiones, nos resulta sorprendente el paralelismo que existe entre la realidad y la ficción que han alimentado obras literarias como “Un mundo feliz”, “1984” o “Blade Runner”, entre otras opciones. Con distopías de por medio y un tono solemne, la ciencia ficción ha sido superada por la realidad y, en la actualidad, no pasa un día sin que dependamos de las máquinas y la tecnología para sobrevivir.

La última incorporación a este mundo aparece con la globalización de la información gracias a internet y, aunque sus puntos positivos son incuestionables, ¿Hacia dónde nos dirigirá la sobreinformación de una sociedad informatizada?

“Corre para permanecer en tu sitio”

Esta célebre frase muy al gusto de la Reina de Corazones de la imaginería Lewis Carroll es ni más ni menos uno de los axiomas sobre los que se asienta la sociedad informatizada en la que nos ha tocado vivir. Lejos quedan los tiempos en los que la vida se desarrollaba de una manera tranquila e, incluso, aislada del mundo.

Con un siglo pasado plagado de avances tecnológicos, el ritmo frenético ha ido haciendo mella en una sociedad que actualmente se encuentra entre la espada y la pared al tratar de relajarse cuando la misma realidad nos impide dejar de aprender, de informarnos, de seguir y seguir caminando sin poder pararnos ya que, al mínimo descuido, podemos quedarnos igual de obsoletos que las máquinas que fabricamos.

El mayor acto de vanguardia que puede existir en la actualidad es el de “pararse a oler las flores”. En un mundo que está regido por la inmediatez, el reemplazo (todos somos reemplazables en la presente y superpoblada sociedad occidental) y el control. Por ello, cuando se trata de internet, teléfonos móviles y videoconsolas, el mejor consejo que se puede dar es que se disfrute en alternancia con los placeres clásicos ligados a la realidad “face to face”.

Un propósito de año  nuevo para 2013 que ayudará a que aparezcan las secuelas de tan devastadora tendencia de aunar información, respaldarse tras un ordenador y olvidarse de sentir.

Cuatro maneras de evitar el estrés de la sociedad informatizada

  • Desconecta siempre que puedas: A esto no nos referimos con que no te pongas delante del ordenador únicamente.  Nos referimos a que dejes de lado el teléfono móvil, el Tablet y todos los aparatos electrónicos que te hagan perder el hilo de lo que pasa alrededor. Es una práctica muy interesante definir un día “sin máquinas” en el que inviertas el tiempo en leer, escribir, pasear, ir al cine, salir con los amigos o hacer deportes al aire libre. Las posibilidades son numerosas y esto hará que nunca llegues a desarrollar dependencia.
  • Oblígate a hablar con gente todos los días: La posibilidad de hacerlo prácticamente todo desde casa no sólo atrae problemas para nuestro mantenimiento físico, sino que nuestra cabeza también sufre. Pasar horas y horas recibiendo nueva información genera una pérdida residual de la misma que hace que la memoria se ralentice debido a que, por un lado, podemos obtener todo lo que buscamos en el momento (sin necesidad de utilizar la memoria) y, por otro, disponemos de una ingente cantidad de información que, en muchos casos, puede provocar ansiedad al no poder digerirla.
  • Más biblioteca y menos Wikipedia: Obviamente hay determinados trabajos que requieren esta herramienta tan útil que ostenta el primer lugar en cuanto a entradas enciclopédicas. Sin embargo, no te engañes, buscas en Wikipedia por comodidad y, en ocasiones, no te das cuenta de que esta información ha sido escrita por personas como tú. ¡Fuérzate a ir a la biblioteca!¡Investiga y pasea por las estanterías! Tu cerebro te lo agradecerá.
  • Nunca más de una hora seguida frente al ordenador/teléfono móvil: Aplicable para los trabajadores, ante todo. Permanecer durante mucho tiempo frente al ordenador puede desarrollar ansiedad. Relájate entre 5 y 10 minutos realizando meditación, leyendo unas páginas de un libro o, simplemente, estirando las piernas. Para los no trabajadores, el mayor riesgo se corre con el teléfono móvil ya que el nivel de adicción que se está desarrollando es enorme y no se tiene tan en cuenta como el que aparece a partir del ordenador.

En definitiva, no es necesario convertirse en un esclavo de las máquinas para disfrutar de ellas. Vive la vida, vive la tecnología y encuentra tiempo para lo que realmente importa; tú.

Enlace: http://lamenteesmaravillosa.com/sociedad-informatizada-y-estres/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s