Mejoran para España las expectativas financieras en 2013: ¿Cambio de tendencia o tregua?

Publicado: aragondigital.es

Con los datos de los últimos meses para España de diversos indicadores como la evolución de la prima de riesgo, así como de la evolución de las cotizaciones bursátiles de nuestras grandes empresas internacionalizadas, estamos en un contexto de mejora de la situación financiera a nivel global que podría irse refrendando en los próximos meses.

De esta manera, diversos indicadores fundamentales de Economía Financiera como los señalados podrían estar queriendo ver y anticipando una visión de cambio de orientación positiva en la Economía Productiva en el ámbito empresarial, de las inversiones y en el empleo a nivel futuro de entre 9 y 12 meses vista, que es el período que suelen intentar anticipar asincrónicamente a nivel de expectativas con respecto a la Economía Real o Productiva. Desde el pico de la prima de riesgo española el 24 de julio de 2012 en 638,4 puntos básicos, hasta los menos de 350 en enero de 2013, que deja la rentabilidad del bono a 10 años sobre el cinco por ciento, junto con una recuperación casi trescientos puntos en la Bolsa desde mediados del verano, está claro que los mercados financieros, los prestamistas y los inversores ven menor riesgo en España y, por lo tanto, como mejor oportunidad de inversión y de financiación, tanto a nivel de inversiones reales como financieras.

Todo ello se traduce, entre otros aspectos, en que los costes de financiación disminuyen, al menos para el Tesoro y las grandes empresas, algo que de momento todavía no se traslada a familias, así como pequeñas y medianas empresas. También vienen ciertas ayudas en ese mismo contexto desde el marco regulatorio ya que se flexibilizan exigencias de liquidez a los bancos por parte de Basilea III porque los bonos corporativos pueden incluirse como activos de calidad.

La interacción de la denominada Economía Real con la Financiera y la mejora de esta última sin duda está relacionada con el buen tono de las exportaciones, la reducción del déficit por cuenta corriente así como la mejora de la productividad, aspectos que no están pasando desapercibidos para prestamistas e inversores de muy diversas nacionalidades como China, Estados Unidos, Rusia, Japón y de otras muchas procedencias. Los Fondos de Inversión Soberanos también parece que confían en España en contexto de largo plazo.

No obstante, el indicador y el drama del paro y el desempleo, sobre todo juvenil, siguen en unas cifras escandalosas a nivel europeo y mundial. Además, de momento, sin posibilidad de cambio de tendencia en los próximos meses, sino todo lo contrario. También sigue en niveles absolutamente inaceptables la insoportable lacra de la corrupción, que entre otros perversos efectos desanima profundamente a la ciudadanía por la, en general, falta de sanciones fuertemente ejemplarizantes y disuasorias, importantes niveles de corrupción  de los que toman buena nota las agencias de calificación crediticia internacionales como Standard and Poors y otras, así como organismos de evaluación y ranking de la corrupción como Transparency International. Un Código de buen Gobierno, a ser posible en contexto de Responsabilidad Social, tanto para el sector público como el privado, de  progresivo obligado cumplimiento debería ser una básica referencia anti-corrrupción.

Quizás en este año los mercados pueden dar un respiro y tregua a España, lo cual no quiere decir que pueda ser lo mismo para el resto de la zona Euro, ya que hay países que pueden estar en el ojo del huracán financiero, como podría ser de nuevo Grecia, pero también Portugal, Chipre, Italia, e incluso Francia, así como también Alemania que este año tiene una cita electoral en septiembre, cuyo resultado podría marcar un cambio de rumbo económico y financiero en toda Europa.

Esperemos que el sentimiento de los mercados, de los prestamistas e inversores en suma, siga en racha positiva, y no sea una mera tregua, para lo cual puede ayudar y mucho el Banco Central Europeo, Bruselas, Berlín, la Comisión y el FMI,  si se orientan coordinada y decididamente por impulso de Política Fiscal, apoyo a la pequeña y mediana empresa, estímulo de las exportaciones y de los emprendedores y, sobre todo, como prioridad absoluta y eje conductor de toda la Política: la creación de empleo y la lucha contra la corrupción.

Enlace: http://www.aragondigital.es/noticia.asp?notid=103649

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s