No tienes competencia ¿yuju?

Publicado:

no-hay-competencia-buenas-noticias-oceano-azul-startupExiste cierta conciencia en el mundo de los emprendedores que si realmente queremos tener éxito debemos lanzar nuestro proyecto en un mercado donde no haya competencia, crear algo realmente nuevo que nadie haya pensado… lo que es una barbaridad. El que haya competencia es algo estupendo que te puede beneficiar.

Porque desgraciadamente es bastante habitual escuchar conversaciones como:

Tu: Voy a lanzar un proyecto en el que voy a hacer esto y esto

El otro (con superioridad): ¿Estás seguro? Sabes que hay 3 empresas haciendo exactamente lo mismo, ¿no? Son X, Y , y Z… y ¡Z es de EEUU!

Tu: Si, pero lo que nosotros vamos a hacer es diferente, vamos…creo.

El otro: Ya.

Y encima te vas fastidiado a casa, pensando que si te has equivocado, que tu idea no es tan nueva, que seguro que hay otro que lo va a hacer mejor, que claro los americanos son mucho mejores que nosotros (bendito complejo de “Bienvenido Mr. Marshall”)…. y a lo peor, igual hasta decides dejar de lado tu proyecto.

Pues te voy a decir una cosa: ¡menos mal que hay competencia!. Si no hay competencia lo más probable es que sea por una causa: porque no hay mercado. Ya discutimos sobre este tema en Del océano azul al pozo ciego sólo hay un paso… pero no sólo por eso es bueno que haya competencia. Además:

  1. Si hay competencia no tienes que EDUCAR al cliente
    Si hay algo que me dé terror es cuando un emprendedor me dice que va a crear un nuevo mercado. Sobre todo si realmente tiene razón. No porque sea imposible, o porque se equivoque con su producto… sino por el altísimo coste en tiempo y dinero que ello implica. Hay estadísticas que dicen que educar un mercado cuesta entre 3 y 5 años… ¿tienes dinero y tiempo para asumir tu ese trabajo?
  2. Si hay competencia existe un MERCADO
    Uno de los aspectos más difícil en las primeras fases de una startup es validar que tu producto resuelve una necesidad y que hay clientes dispuestos a pagar por ello. Aunque no vayas a hacer exactamente lo mismo que la competencia (eso espero), la realidad es que ya hay clientes interesados en resolver el problema que cubres, lo que te permitirá ir mucho más rápido.
  3. Si hay competencia tienes un SALIDA
    Aunque soy en general enemigo de los negocios que nacen teniendo totalmente clara la salida (el famoso exit), ya sea con la venta a un competidor o a un aliado más grande, la realidad es que si hay un mercado hay una posibilidad de compra… algo que no debe ser tu objetivo pero que alegrará a posibles inversores sin duda endulza el camino.
  4. Si hay competencia hay RECURSOS
    Si estás creando un nuevo mercado en el que no hay competencia, lo más probable es que tampoco exista una industria auxiliar que te vaya a proveer de materiales o de personal formado con las aptitudes que tu necesites… lo que implica que tendrás que construirlo todo tu o formar tu a tu gente, en lugar de por ejemplo captar talento de un equipo potencial con experiencia en ese mercado, algo que te llevará a cometer tu los primeros errores.
  5. Si hay competencia puedes aprender de SUS ERRORES
    El punto anterior me lleva a otro factor interesante, ya que cuando estamos operando en un mercado incipiente hay que pivotar muchas veces hasta que encontramos la mejor forma de captar los clientes, el método mas apropiado para hacer las cosas…etc. Eso implica altos costes, lentitud y a menudo mala imagen. Además, una vez existe un mercado nos podemos fijar en la competencia… pero no para imitarlos, sino para detectar las creencias limitantes que los bloquean (la única forma de hacer las cosas es…).

En conclusión, si hay competencia… ¡genial! Como espero que no vayas a hacer exactamente lo mismo que la competencia, de la misma forma y con la misma estrategia… estupendo. No hay nada mejor que ser el segundo, que dejar que los pioneros se lleven las flechas en la espalda mientras tu recopilas los frutos de su trabajo en abrir el mercado (recordemos que el pionero tiene de media un 47% de tasa de fracaso vs. 8% del seguidor rápido). Y ser el segundo puede ser muy rentable… ¿o para ti el éxito es ser el más grande?

Además, piensa en lo siguiente:

Imagina dos cafeterías, una al lado de la otra: ambas sirven el mismo café, y sin embargo una está llena y la otra vacía. ¿por qué?

En un modelo de negocio la clave no es la idea (de hecho yo creo que las ideas no valen nada per se), sino cómo la vayas a ejecutar, la visión única que tienes del negocio o tu estrategia de relación con el cliente. Todo ello conforma tu modelo de negocio, y aunque tengas competidores que intenten resolver el mismo problema que tu, la realidad es que cada uno lo haréis de una forma. Así que cuando te pregunten debes decir:

¡Si, afortunadamente tengo competencia!

Enlace: http://javiermegias.com/blog/2013/02/no-tienes-competencia-emprender-analisis/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Emprendedores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s