Negocios que nunca mueren

Publicado: emprendedores.es

La muerte ha sido durante décadas un tema tabú, incluso para los emprendedores. Sin embargo, en los últimos años se han hecho un hueco negocios innovadores que han sabido adaptarse a los nuevos tiempos. ¿Estás preparado para descubrirlos?

Aitana Prieto

Algo está cambiando en el ramo de las defunciones. Si antaño cuando se moría un familiar no podían faltar los ritos ancestrales, con velatorio, entierro y responso como única opción posible y el cementerio como escenario habitual, lo cierto es que últimamente esa estampa convencional se está viendo alterada por nuevas propuestas, ideas que responden a una forma más personal de entender ese último adiós. 

Muchos emprendedores se han percatado de esas demandas y han decidido adaptar su oferta a las actuales motivaciones de los clientes, en las que aspectos como la tecnología, la ecología y la economía han cobrado protagonismo.

Aunque el componente religioso sigue imperando en las decisiones de los usuarios, a nadie se le escapa que su influencia es cada vez menor. No obstante, los sepelios laicos no paran de crecer en España, hasta el punto de que en las grandes ciudades más del 20% de los funerales no tienen ninguna connotación mística. Y si hace unas décadas, los entierros en ataúdes eran incuestionables, la tendencia actual muestra un crecimiento de las incineraciones: según Panasef, patronal del sector, mientras a finales de los años 80 del siglo pasado esta práctica apenas llegaba al 10%, en la actualidad es la escogida en el 32% de los casos.

Hay que tener muy en cuenta estos cambios toda vez que cada año se producen cerca de 400.000 muertes, con un gasto medio por servicio funerario de unos 2.000 euros. Por cierto, una demanda que no sólo se ha mantenido estable en las últimas décadas, sino que la actual pirámide poblacional augura que crecerá. ¿Pero en las mismas condiciones? No es probable. El dinamismo y la especialización se imponen en las nuevas ofertas de mercado: inhumaciones ecológicas, columbarios alternativos, entierros de mascotas…

¿Qué ha cambiado?

Muchos de estos nuevos negocios buscan la personalización como mecanismo de captación hacia unos productos y servicios cuya demanda suele ser esporádica y afectiva. De ahí que muchas ofertas estén diseñadas para gustos minoritarios o clientes concretos.

Por un lado, está primando el interés del difunto (¿qué le hubiera gustado?) sobre el de la familia. En este sentido, los seguros de decesos hacen su aparición. Evitar grandes gastos y molestias en unos momentos tan duros suelen ser las causas por las que se contratan. Pero incluso aquí hay hueco para la innovación. Así lo han comprendido algunas aseguradoras que para atender a una de las demandas más recurrentes de la sociedad (mantener los ideales de sostenibilidad hasta el último suspiro), ha creado una póliza de decesos ecológica, recordatorios en papel reciclado, ataúdes en madera certificada y tanatorios con homologación medioambiental. Además estos ecoentierros resultan hasta un 20% más baratos que los tradicionales, con un ahorro de costes cercano a los 600 euros.

Es tal la importancia de las aseguradoras en este sector, que resultan imprescindibles para vender. Así al menos lo han traducido desde Giem Sport, empresa dedicada a la venta de espacios memoriales en centros deportivos, que ha llegado a acuerdos con varias compañías para que incluyan en sus pólizas la posibilidad de que el difunto descanse eternamente en el estadio de fútbol del club de sus amores. Son técnicas de venta adaptadas a las nuevas ofertas funerarias.

No obstante, quienes deciden innovar en este mercado tampoco pueden desconocer un dato tan valioso como que en España 21 millones de personas están cubiertas por un seguro de decesos, es decir, el 60% de quienes contratan servicios funerarios.

Tecnología, aliado necesario

La alianza con las aseguradoras no es el único mecanismo para darse a conocer. Por evidente que parezca, las nuevas aplicaciones tecnológicas, con Internet y las redes sociales a la cabeza, han cobrado un protagonismo inusual. Tanto es así, que algunos negocios se basan exclusivamente en estas herramientas. Así, existen empresas que se encargan de organizar la propia despedida, haciendo un tributo virtual al fallecido, compartiendo anécdotas, incluyendo esquelas o enviando pésames, y todo ello online.

Otras compañías, como Eternalia, están de lleno en los social media para promover su negocio: Facebook, Twitter y Youtube son sólo algunos de sus instrumentos de difusión. Además, en el caso de esta empresa dedicada al mantenimiento de fosas se proporciona como un servicio extra al cliente el envío de correos electrónicos con la fotografía de cada trabajo realizado y un sms confirmando la fecha de  finalización.

También están proliferando cada vez más los negocios que ofrecen la posibilidad de recuperar la memoria digital. Este proceso consiste en rastrear por Internet y encontrar todo lo que el difunto dejó en vida, desde fotografías en redes sociales, hasta mensajes en foros u otros archivos compartidos en la Red. Los familiares pueden decidir cancelarlos, para que los datos del fallecido no circulen libremente por el ciberespacio, o guardarlos como testimonio familiar. Nuevas formas de vender adaptadas a unos tiempos más modernos.

Enlace: http://www.emprendedores.es/ideas_de_negocio/negocios_que_nunca_mueren

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ideas de negocios.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s