Las webs de intercambio sin dinero impulsan la generosidad de los usuarios.

Por Carlos Gómez Abajo

Publicado: tendencias21.net

Reforzando la idea de que las mejores cosas de la vida son gratis, un nuevo estudio de la Universidad de California muestra que las comunidades de intercambio gratuito online, tales como Freecycle y Couchsurfing, fomentan un mayor espíritu de equipo entre sus miembros, que los portales que utilizan dinero.

Las donaciones generan más donaciones, según los investigadores. Fuente: UC Berkeley

Las donaciones generan más donaciones, según los investigadores. Fuente: UC Berkeley

Los resultados de un estudio de la Universidad de California en Berkeley, publicado a principios de este mes en la revista Administrative Science Quarterly, pueden ayudar a explicar por qué un número cada vez mayor de estadounidenses cansados de la recesión participan menos en el consumismo basado en el dinero en favor de las “economías del regalo”, construidas sobre la gratuidad y el espíritu comunitario.

“Hemos encontrado que ser activo en comunidades de regalos online como Freecycle genera fuertes sentimientos de solidaridad y de identificación, que a su vez hacen que las personas aporten más regalos al sistema”, explica Robb Willer, profesor asistente de sociología y psicología en UC Berkeley, en la nota de prensa de la Universidad.

“Esta dinámica puede ayudar a explicar por qué la pertenencia a sitios como Freecycle y Couchsurfing [la gente comparte sus casas con gente de otras ciudades] ha despegado en los últimos años.”

En un amplio estudio de más de 1.300 consumidores y recicladores online, investigadores de UC Berkeley y de la Universidad de Stanford evaluaron la dinámica de las transacciones y los niveles de solidaridad y de identificación de grupo en dos de las redes de intercambio de productos más populares de Internet: Freecycle y Craigslist.

Lanzado en 2003, Freecycle es un negocio web próspero y popular, con una red de reciclaje que cuenta con 9 millones de miembros en más de 70 países. Craigslist, que nació en 1996, es un innovador sistema gratuito de anuncios clasificados utilizado sobre todo para anunciar productos o servicios a la venta, y que asegura recibir 50 millones de anuncios al mes.

“Los usuarios de Freecycle hacen contribuciones unilaterales a otros usuarios, pero no pueden pedir dinero o solicitar cualquier otra forma de reciprocidad”, señala el estudio. “Por el contrario, los usuarios de Craigslist intercambian recursos entre sí a través de operaciones directas, cuyos términos están compartidos explícitamente y mutuamente acordados”.

Hipótesis y confirmaciónLos investigadores tenían la hipótesis de que las personas que dan y reciben a través de un “sistema de intercambio generalizado” (Freecycle) sentirían una mayor solidaridad e identificación con el grupo que los que utilizan un “sistema de intercambio directo” (Craigslist). Los resultados confirman su teoría.

“Lo que encontramos es que un sitio como Freecycle es excepcionalmente bueno en la generación de sentimientos pro-grupo”, afirma Willer, co-autor del estudio. “Cuantas más personas reciben regalos a través de estos sistemas, más llegan a identificarse como miembros del grupo y ven al grupo más unido y solidario, más aún que los miembros de Craigslist. Estos sentimientos de grupo a su vez motivan a los miembros para dar más al colectivo.”

Por tanto, señala el estudio, si se alcanza una masa crítica de contribuciones, se puede provocar una especie de “círculo virtuoso” que lleve a estos grupos a ser productivos.

Los usuarios de de Freecycle y Craigslist respondieron preguntas sobre su actividad como consumidores y sus sentimientos acerca de sus respectivas comunidades online. Entre otras cosas, dijeron la cantidad de tiempo que dedican a estos sitios web y el número de artículos comprados, vendidos, anunciados, dados y recibidos. También dijeron cuánto estaban de acuerdo o en desacuerdo con afirmaciones como “El grupo al que pertenezco es un importante reflejo de lo que soy”, o “Mi pertenencia al grupo tiene muy poco que ver con cómo me siento acerca de mí mismo.”

Los investigadores tuvieron en cuenta variables tales como la preocupación por el medio ambiente y las afiliaciones políticas o religiosas que podrían predisponer a los encuestados a sentimientos más fuertes de idealismo y de identidad de grupo.

En general, el estudio encontró que el “sistema de intercambio generalizado” de Freecycle, inspiraba mayor espíritu de equipo y mayor generosidad entre sus miembros activos que el “sistema de intercambio directo” de Craigslist entre los suyos.

Fuente: freecycle.org.

Fuente: freecycle.org.

¿Un iPod o ayudar a la comunidad?

Otra diferencia notable entre los encuestados de ambos grupos surgió durante el reclutamiento para el estudio. Los usuarios de Freecycle tenían la posibilidad de entrar en un sorteo de un iPod video de 30GB u obtener una bandera oficial de Freecycle para promover la organización en eventos públicos. El 60% optó por el iPod.

En comparación, casi el 80% de los usuarios Craigslist prefirieron el iPod en lugar de que la Fundación Craigslist (de caridad) recibiera una pequeña donación.

A nivel práctico, los resultados ofrecen estrategias de gestión para fomentar ambientes de trabajo más positivos y de cooperación.

“Cuando los líderes hablan a los empleados acerca de dinámicas de intercambio, pueden hacerlo mejor haciendo hincapié en que… “todos nos beneficiamos de compartir los recursos” más que en que… “debemos hacer más para ayudar a nuestros colegas”, concluye el estudio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s