Menos lean startup y modelos de negocio… y más currar.

Publicado:

menos-lean-startup-modelos-de-negocio-currarNos hemos vuelto locos. Hemos cambiado una moda por otra sin entender lo importante. Antes los emprendedores no podían hacer nada sin seguir religiosamente los pasos de un business plan…y ahora no eres emprendedor si no eres adepto de una de las nuevas religiones: que si lean startup, que si design thinking, que si modelos de negocio… absurdo.

Alguno pensará que el que se ha vuelto loco soy yo, dado que muchas de esas filosofías (lean startup, customer development…) representan buena parte de mi forma de trabajar… pero no, no me he vuelto loco, sino todo lo contrario. Quiero apelar a ese olvidado sentido común que nos hace distinguir entre lo que es moda y lo que realmente aporta valor. Quiero apelar a tu criterio.

Porque cada vez me encuentro con más emprendedores que, como todo nuevo converso, abjura de su antigua religión y sigue devotamente todos y cada uno de los pasos de la nueva sin siquiera soñar el cuestionarla. Son personas que han sustituido la práctica de los a menudo perversos planes de negocio por la de lean startup, por ejemplo… y aunque es un cambio absolutamente beneficioso, no han entendido la base: la clave es que no hay respuestas en tu despacho, ni en tu libro de lean startup ni en el de generación modelos de negocio. Sólo hay preguntas que tiene que contestar tu mercado, y la única forma de llegar a él es con trabajo duro y arriesgándote.

cuestiona-lo-establecido-no-hay-salsa-secreta

Cada proyecto es único, y por tanto cada una de estas filosofías tiene algunos elementos absolutamente positivos y otros que son absurdos para TU proyecto… porque es imposible hacer metodologías que sean perfectas en todos los casos. Que al final debemos “quedarnos con la música y no con la letra”, con los principios que subyacen en dichas filosofías.

Es natural que, en momentos de absoluta incertidumbre como los que preceden al nacimiento de una startup busquemos una guía, un camino que nos ayude a encontrar nuestro sitio en el mercado… pero desgraciadamente no hay mapas detallados. Solo guías para construirte tus propios mapas… y raramente encontrarás la verdad en una sola de las guías. Léelas todas, interiorízalas, pásalas por el filtro de tu propia experiencia y sentido común, y sólo entonces aplícalas… pero no como un operario descerebrado que sigue una lista de pasos guiado por una fe ciega, sino entendiendo los “qué” y los “por qué” y no obsesionándote con los “cómo”. Con una sana dosis de escepticismo.

Utiliza tu sentido común, quédate con lo que a ti te valga… y desecha el resto.

Y no te escudes en la metodología. Antiguamente los emprendedores se escondían tras el business plan, dedicándole semanas o incluso meses a algo que, más allá de la necesaria reflexión era una excusa para retrasar el terrorífico momento, el de confrontar su idea con el mundo real. Y ahora sucede algo similar, miles de microexperimentos para validar todas y cada una de las hipótesis del modelo de negocio, por nimias que estas sean… todo con tal de no lanzarse. Pues eso no es Lean Startup. Eso es miedo, es algo natural con lo que vamos a tener que convivir… así que mejor acostúmbrate a él.

incertidumbre-caos-cuestionar-principios-emprender

Si os habéis dado cuenta, yo no suelo hablar mucho de ellas, ya que no sigo ninguna al 100%. He creado mi propia metodología cogiendo lo que me parece práctico de cada una (y hay muchísimas más que las 3 imperantes) y desechando lo que veo poco aplicable, y sobre todo tamizando el resultado a través de mi experiencia y sentido común… y aún así en cada nuevo proyecto tengo que reenfocarla y evolucionarla.

Y es que en mi experiencia en todas y cada una de las “biblias” hay muchas grandes ideas y verdades, pero también planteamientos que o son muy específico para un sector (intenta aplicar lean startup tal cual en el sector de la biotecnología), apropiados sólo para determinados mercados (B2B p.ej.) o incluso válidos para realidades diferentes (como las de USA).

De vez en cuando me encuentro algún zelote, algún converso radical que me acusa de herejía ante sus dioses, los creadores de esas metodologías y me intenta lapidar (¡metafóricamente, de momento!)… cuando la mayoría de esos “gurús” precisamente por lo que se han distinguido es por cuestionar las verdades establecidas, la forma tradicional de hacer las cosas y buscar su propio camino. Extraño.

Así que da un paso atrás, aplica una buena dosis de sentido común y cuestiona lo que realmente tiene sentido en tu proyecto y lo que no. Sé escéptico con todos los que hablamos sobre lo que hay que hacer y lo que no, empezando conmigo. No nos hagas caso a pies juntillas, filtra lo que a ti te sirve de lo que no, experimenta y quédate con lo que valga… y sobre todo, sal al mercado, al mundo real y ponlo en práctica. Porque las tonterías y teorías esotéricas no suelen sobrevivir al contacto con la dura realidad.

Enlace: http://javiermegias.com/blog/2013/04/menos-lean-startup-modelos-de-negocio-currar/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Herramientas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s