La actividad cognitiva para una mente sana

Publicado: bitnavegante.blogspot.mx


La educación desempeña un papel clave en el rendimiento de la memoria para toda la vida y en un riesgo de demencia si de ella se carece. Está bien documentado que, las personas de mediana edad y ancianos con título universitario, poseen una cierta ventaja cognitiva sobre sus congéneres menos formados.

Actualmente, un gran estudio nacional de la Brandeis University, publicado en la revista American Journal of Geriatric Psychiatry, muestra que aquellos con menos instrucción educativa pueden compensarlo significativamente con la participación frecuente en actividades mentales, como juegos de palabras, crucigramas, lecturas y conferencias.

“Los duraderos beneficios de una educación superior para la memoria en la vejez son impresionantes, aunque no se entiende muy bien cómo y por qué estos efectos duran tanto tiempo”, señalaba la autora principal y psicóloga Margie Lachman. Ella sugirió que, la educación superior puede estimular un permanente interés en los esfuerzos cognitivos, mientras que aquellos con menor educación no abordan con frecuencia actividades mentales que ayuden a mantener ágil la memoria.

Pero la educación en la edad adulta no parece ser la única vía para mantener la memoria. El estudio encontró que las actividades intelectuales, emprendidas regularmente, marcan la diferencia. “Entre los individuos con bajo nivel educativo, quienes se dedican a leer, escribir, asistir a conferencias, hacen rompecabezas o juegos de palabras una vez por semana, son los que tenían puntuaciones de memoria similares a las personas con más educación”, destacó Lachman.

En el estudio, llamado Midlife en Estados Unidos, evaluaron a 3.343 hombres y mujeres, con edades comprendidas entre 32 a 84 años y con una media de edad de 56 años. Casi el 40 por ciento de los participantes tenía al menos una licenciatura de 4 años. Los investigadores evaluaron cómo se desenvolvían los participantes en dos áreas cognitivas, la memoria verbal y la función ejecutiva, procesos cerebrales implicados en la planificación, el pensamiento abstracto y la flexibilidad cognitiva. Los participantes recibieron una batería de tests, incluidas las pruebas de fluidez verbal, memoria de palabra y de cuenta atrás.

Como era de esperar, las personas con educación superior indicaron que participaban en actividades cognitivas con mayor frecuencia y, de hecho, hicieron mejor las pruebas de memoria, pero algunos, con menor nivel educativo también lo hicieron bien, explicaba Lachman.

“Los resultados son prometedores, porque sugiere que pueden haber maneras de nivelar el rendimiento para las personas con nivel educativo más bajo, y proteger a aquellos con mayor riesgo de disminución de la memoria”, señaló Lachman. “Aunque no podemos descartar la posibilidad de que quienes poseen mejor memoria son los que asumen más actividades, la evidencia es consecuente con la plasticidad cognitiva, y aconseja cierto grado de control personal sobre el funcionamiento cognitivo en la edad adulta, a través de la adopción de un estilo de vida intelectualmente activo”.

Enlace: http://bitnavegante.blogspot.mx/2010/01/la-actividad-cognitiva-para-una-mente.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s