Los hijos pueden alterar la mente de la madre.

Por Melissa Lee Phillips

Publicado: bitnavegante.blogspot.com.es

Dando un nuevo significado al “embarazo cerebral”. Un nuevo estudio demuestra que el ADN masculino en el embarazo puede dejar su huella y persistir en el cerebro de una mujer durante toda su vida. Aunque el impacto biológico de este extraño ADN no está claro, el estudio también encontró que las mujeres con más ADN masculino en sus cerebros tenían menos probabilidades de sufrir la enfermedad de Alzheimer, lo que da a entender que el ADN masculino podría ayudar a proteger a las madres de la enfermedad, afirman los investigadores.

Durante el embarazo de los mamíferos, la madre y el feto intercambian ADN y células. En trabajos anteriores han demostrado que las células fetales pueden sobrevivir en la sangre y los huesos de la madre durante décadas, una condición que los investigadores llaman microquimerismo fetal. La supervivencia de este ADN fetal que sugiere la investigación, puede ser un arma de doble filo para la madre: las células pueden beneficiar la salud de la madre mediante la promoción de una reparación de tejidos y mejorando el sistema inmunológico, pero, también puede tener efectos adversos, como las reacciones autoinmunes.

La cuestión es cómo este resto células fetales afectan al cerebro. Los investigadores han demostrado que el microquimerismo fetal se presenta en el cerebro de los ratones, pero no se había demostrado en humanos. Así pues, un equipo dirigido por la investigadora en autoinmunidad y reumatóloga, J. Lee Nelson, del Fred Hutchinson Cancer Research Center en Seattle, Washington, tomaron muestras de autopsias de los cerebros de 59 mujeres que murieron entre los 32 y 101 años. Hicieron pruebas de un gen específico del cromosoma Y, donde encontraron evidencias del ADN masculino en el cerebro de un 63% de las mujeres (los investigadores no tenían la historia de los embarazos de esas mujeres). El ADN masculino estaba dispersado a través de múltiples regiones del cerebro, según informa el equipo en PLoS ONE.

Debido a que algunos estudios han sugerido que el riesgo de enfermedad de Alzheimer (EA) aumenta con un número creciente de embarazos, el equipo también examinó los cerebros para detectar signos de dicha enfermedad, lo que permitió determinar si la EA estaba correlacionada con la microquimerismo observado. De las 59 mujeres, 33 tenían EA; sin embargo, contrariamente a las expectativas del equipo, las mujeres con EA tenían significativamente menos ADN masculino en sus cerebros, lo que hizo que esas 26 mujeres no padecíeran Alzheimer.

El que esta correlación signifique que, el ADN del feto varón ayude a proteger a las mujeres contra la enfermedad no está muy claro aún. “Para mí, esto sugiere que la presencia de estas células fetales en el cerebro femenino previene de enfermedades”, señaló la cardióloga Hina Chaudhry de la Mount Sinai School of Medicine en New York.

En un estudio publicado en Circulation Research a finales del año pasado, Chaudhry y sus colegas, encontraron que las células fetales en los ratones migraron al corazón de la madre, diferenciadas en su funcionamiento de las células cardiacas, y la aceleraron la reparación del tejido cardíaco dañado. De esta forma, dice Chaudhry, algo similar podría suceder cuando las células fetales migran al cerebro. “Apostaría a que estas células están entrando en el cerebro materno y son capaces de diferenciarse de las neuronas”.

El estudio de 2010, en Stem Cells and Development demostró que las células fetales podían migrar al cerebro de la madre ratón y  madurar en neuronas, dijo Nelson. Pero, añade, no está claro si algo similar ocurre en los humanos, y también es difícil llegar a conclusiones firmes acerca de la posible relación existente entre microquimerismo y la EA. Parte del problema es que su equipo tuvo poca información sobre los antecedentes de embarazo de las mujeres en su estudio. “Tenemos que decir que realmente no lo sabemos”, señaló. “Espero que se puedan hacer más trabajos de este tipo en el futuro, aunque es bastante difícil de hacer con muestras humanas.”


– Imagen: Las células intercambiadas entre la madre y el feto durante el embarazo pueden sobrevivir después del embarazo. Crédito: asdfghjk /Thinkstock

Enlace: http://bitnavegante.blogspot.com.es/2012/09/los-hijos-pueden-alterar-la-mente-de-la-madre.html

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s